English
Artículo
El Plan Perfecto de Dios para Aquellos que Han Fallado - Zac Poonen

Hay muchos hermanos y hermanas que sienten que debido a que han pecado y le han fallado a Dios en algún momento de su vida pasada, no pueden cumplir el plan perfecto de Dios para sus vidas ahora.

Veamos lo que las Escrituras tienen que decir a este respecto, en lugar de respaldarnos en nuestro entendimiento o nuestro sentido de lógica.

Note primero cómo comienza la Biblia.

Dios, en el principio, creó los cielos y la tierra (Gen. 1:1). Y los cielos y la tierra deben haber sido perfectos cuando Dios los creó, ya que nada imperfecto o incompleto podría salir de Su mano.

Pero algunos de estos ángeles que Él había creado cayeron, y esto se describe para nosotros en Isaías 14:11-15 y Ezequiel 28:13-18. Entonces la tierra llegó a la condición descrita en Gen. 1:2, "La tierra era un caos total"

El resto de Gen. 1 describe cómo trabajó Dios en esa masa sin forma, vacía y obscura, e hizo algo tan hermoso de ella que Él Mismo declaró que "era bueno" (Gen. 1:31). Leemos en Génesis 1, 2 y 3 que el Espíritu de Dios se movía sobre la tierra, y que Dios habló Su Palabra - y esto fue lo que hizo la diferencia.

¿Cuál es el mensaje para nosotros hoy?

Solo éste: que sin importar lo mucho que hayamos fallado o qué tan desastrosas hemos hecho las cosas, Dios todavía puede hacer algo glorioso de nuestras vidas.

Dios tenía un plan perfecto para los cielos y la tierra cuando los creó. Pero su plan tuvo que ser dejado a un lado debido a la falla de Lucifer. Pero Dios rehizo los cielos y la tierra y aún produjo algo muy bueno de esto.

Ahora considere lo que pasó después

Dios hizo a Adán y a Eva y comenzó de nuevo. Dios también debió haber tenido un plan perfecto para ellos, el que obviamente no incluía que ellos comieran del árbol del conocimiento del bien y el mal. Pero al comer del árbol prohibido frustraron el plan original de Dios para ellos - cualquiera que este haya sido.

La lógica nos diría ahora que ellos no podrían cumplir ya más el plan perfecto de Dios. Sin embargo vemos que cuando Dios vino a reunirse con ellos en el jardín, Él no les dijo que ahora tendrían que vivir en segundo lugar por el resto de sus vidas. No. Él les prometió en Génesis 3:15 que la simiente de la mujer heriría la cabeza de la serpiente. Esa fue una promesa de Cristo muriendo por los pecados del mundo y venciendo a Satanás en el Calvario.

Ahora considere este hecho y vea si lo puede razonar.

Sabemos que la muerte de Cristo era parte del plan perfecto de Dios para toda la eternidad. "el Cordero que fue sacrificado desde la creación del mundo" (Ap. 13:8). Aún así sabemos que Cristo murió sólo porque Adán y Eva pecaron y le fallaron a Dios. Así que, lógicamente podríamos decir que el plan perfecto de Dios de enviar a Cristo a morir por nuestros pecados fue cumplido, no a pesar de la falla de Adán, sino gracias a la falla de Adán. No habríamos conocido el amor de Dios mostrado en la cruz del Calvario de no haber sido por el pecado de Adán.

Esto desconcierta la lógica y es por lo que las Escrituras dicen que "no debemos confiar en nuestra propia inteligencia" (Prov. 3:5).

Si Dios trabajara de acuerdo a la lógica matemática, entonces tendríamos que decir que la venida de Cristo a la tierra fue el segundo lugar de los planes de Dios. Pero sería blasfemia decirlo. Fue parte del plan perfecto de Dios para el hombre. Dios no comete errores. Pero ya que Dios es todopoderoso así como soberano, y ya que Él también conoce el principio y el fin, y ya que Él siempre está planeando para nosotros en amor, el razonamiento humano falla cuando intentamos explicar Sus relaciones con nosotros.

Los caminos de Dios no son nuestros caminos y Sus pensamientos no son nuestros pensamientos. La diferencia entre ellos es tan grande como la distancia entre el cielo y la tierra (Is. 55:8,9). Así que es conveniente para nosotros poner nuestro inteligente razonamiento y nuestra lógica a un lado al tratar de entender los caminos de Dios¿Cuál es entonces es el mensaje que Dios está tratando de comunicarnos desde las primeras páginas de la Biblia? Justo eso, que Él puede tomar a un hombre que ha fallado y hacer algo glorioso de él, haciendo que cumpla el plan perfecto de Dios en su vida.

Este es el mensaje de Dios para el hombre, y nunca debemos olvidarlo.

Dios puede tomar a un hombre que ha fallado repetidamente, y aún así hacerlo cumplir Su plan perfecto - no el segundo mejor plan de Dios, sino Su mejor plan.

Esto es porque incluso la falla ha sido parte del plan perfecto de Dios para enseñarle algunas lecciones inolvidables. Esto es imposible de entender con lógica humana, porque conocemos a Dios muy poco.

Dios puede utilizar solamente hombres y mujeres quebrantados.

Y una de las maneras a través de las cuales nos quebranta es con nuestras fallas repetidas.

Parte del entrenamiento del apóstol Pedro para el liderazgo fueron las fallas. El Señor usó las fallas de Pedro para quebrantarlo.

Uno de los más grandes problemas que Dios tiene con nosotros es que nos bendice de manera que las bendiciones no nos hinchen de orgullo. Obtener la victoria sobre la ira y luego enorgullecernos de ello, ¡es caer en un hoyo más profundo del que ya estábamos! Dios tiene que mantenernos humildes en la victoria.

La victoria genuina sobre el pecado siempre está acompañada por la más profunda humildad. Aquí es donde las fallas repetidas juegan una parte en destruir nuestra propia confianza para que estemos convencidos de que nuestra victoria sobre el pecado no es posible apartados de la gracia posibilitadora de Dios Entonces, cuando obtenemos victorias, no podemos presumir de ellas.

Aún más, cuando nosotros hemos fallado repetidas veces, no podemos despreciar a otro que ha fallado. Podemos simpatizar con aquellos que caen, porque hemos llegado a conocer las debilidades de nuestra propia carne, a través de nuestras innumerables caídas. Podemos "tratar con paciencia a los ignorantes y extraviados, ya que [nosotros] mismo[s] est[amos] sujeto[s] a las debilidades humanas" (Heb. 5:2).

Al escuchar ese mensaje, el hombre de mente lógica, podría decir "Entonces ¡pequemos aún más para que el bien llegue!"

Romanos 3:7,8 (BLS) responde al hombre con estas palabras: "Alguien podría pensar que no merece ser castigado, ya que sus mentiras hacen que la verdad de Dios se vea con mayor claridad. En tal caso podría alegarse que es mejor hacer lo malo, ya que Dios convierte lo malo en bueno. Pero no se equivoquen. Pensar así es un error. Además, no es eso lo que quiero enseñar, aunque algunos me acusan de hacerlo. En todo caso, Dios es justo y castigará a esos mentirosos"

No, no predicamos que deberíamos pecar para que el bien venga. Ni tampoco decimos que podemos tomar ventaja de la gracia de Dios, desobedecer a Dios deliberadamente y aún así evitar segar lo que hemos sembrado. No.

Pero sí decimos que la lógica humana no puede comprender la gracia de Dios al hombre caído. Nada es imposible para Dios - ni siquiera llevarnos a su voluntad perfecta, después de haber fallado miserable y repetidamente Sólo nuestra incredulidad puede obstaculizarlo.

Si usted dice "Pero he arruinado las cosas tantas veces. Ahora es imposible que Dios me lleve a Su plan perfecto", entonces le será imposible a Dios, porque USTED no puede creer en lo que Él puede hacer por usted. Pero Jesús dijo que no hay nada imposible para Dios en nuestras vidas - si tan sólo creemos.

"Que se haga de acuerdo a tu fe", es la Ley de Dios en todos los asuntos (Mat. 9:29). Obtendremos aquello que tenemos la fe de obtener. Si creemos que algo es imposible para Dios, nunca será cumplido en nuestras vidas.

Por otro lado podría usted descubrir en el día del juicio de Cristo que otro creyente hizo un desastre de su vida peor que el de usted, y sin embargo cumplió el plan perfecto de Dios para su vida - sólo porque creyó que Dios podía levantar las piezas rotas de su vida y hacer algo muy bueno de todas ellas. Qué arrepentido se sentirá ese día, cuando descubra que no fueron sus fallas (sin importar cuantas hayan sido) las que frustraron el plan de Dios en su vida, ¡sino su falta de fe!.

La historia del hijo pródigo, que desperdició tantos años, muestra que Dios da lo mejor incluso a los que fallan. El padre dijo "Traigan rápido el mejor vestido", para aquel que lo había decepcionado tan gravemente. Este es el mensaje del evangelio - redención y un nuevo comienzo, no sólo una sino varias veces - ya que Dios no se da por vencido con nadie.

La parábola del terrateniente que fue a buscar trabajadores (Mateo 22:1-16) también enseña la misma idea. La gente que fue contratada en el último momento fue la primera en ser recompensada. En otras palabras, aquellos que habían desperdiciado el 90% de sus vidas sin hacer nada de valor eternal, pudieron aún hacer algo valioso para Dios con el 10% que quedaba de sus vidas. Este es un tremendo estímulo para aquellos que han fallado.

"Por esta razón vino el Hijo de Dios al mundo: para destruir todo lo que hace el diablo (1 Jn. 3:8 BLS)

Esto significa que Jesús vino a desatar los nudos que existen en nuestras vidas. Véalo de esta manera: Todos nosotros comenzamos en nuestra infancia con una linda bola de hilo. Pero ahora ese hijo se ha anudado hasta diez mil nudos, y no tenemos ninguna esperanza de poder deshacer esos nudos en algún momento. Estamos descorazonados y deprimidos al observar nuestras vidas. Las buenas noticias del evangelio son que Jesús ha venido a desatar cada uno de esos nudos.

Usted dijo "¡Es imposible!". Entonces bien, será hecho de acuerdo a su fe. Será imposible en su caso. Pero escucho a alguien cuya vida es peor que la suya diciendo "Sí, yo creo que Dios hará eso en mí". También para él será hecho de acuerdo a su fe. En su vida, el plan perfecto de Dios será cumplido.

En Jeremías 18:1-6, Dios habló Su Palabra a Jeremías a través de una ilustración práctica. A Jeremías se le pidió que fuera a la casa del alfarero, en el que vio al mismo tratando de hacer una vasija. Pero la vasija "se echó a perder en las manos del alfarero". Así que ¿Qué hizo el alfarero? "La volvió a formar como otra vasija, como a él le plació".

Entonces llegó la aplicación: "¿acaso no puedo hacer con ustedes lo mismo que hace este alfarero con el barro?" (v. 6). (Ponga su nombre en lugar de la palabra "ustedes" y esa podría ser la pregunta de Dios para usted).

Si hay una tristeza santa en su vida por todas sus fallas, entonces incluso si sus pecados fuesen rojos como la grana, no sólo su corazón será hecho blanco como la nieve - como se promete en el antiguo pacto (Is. 1:18) - sino que Dios promete incluso más en el nuevo pacto: "nunca más me acordaré de sus pecados" (Heb. 8:12).

Sin importar sus fracasos o fallas, usted puede tener un Nuevo comienzo con Dios. Incluso si ha tenido mil nuevos comienzos en el pasado y ha vuelto a fallar, aún así puede hacer hoy su nuevo comienzo número 1001. Dios todavía puede hacer algo glorioso con su vida. Mientras hay vida, hay esperanza.

Así que nunca deje de confiar en Dios. Él no puede hacer sus obras poderosas para muchos de Sus hijos, no porque le hayan fallado en el pasado, sino porque no confían en Él ahora.

Entonces como se dice en la Palabra "sino que se reafirmó en su fe y dio gloria a Dios" Rom. 4:20), confiando en Él en los días por venir por las cosas que consideramos imposibles hasta ahora.

Toda la gente - joven y mayor - puede tener esperanza, sin importar cuantas veces haya fallado en el pasado, si tan sólo reconoce sus fallas, es humilde y confía en Dios.

Por lo tanto podemos aprender de nuestras fallas e ir a cumplir el plan perfecto de Dios en nuestras vidas.

Y en los tiempos por venir, Él puede mostrarnos a otros como ejemplo de lo que Él puede hacer con aquellos cuyas vidas fueron una completa falla.

En ese día Él nos mostrará lo que pudo hacer en nosotros, a través de "la incomparable riqueza de su gracia, que por su bondad derramó sobre nosotros en Cristo Jesús". (Ef. 2:7).

   
Inicio | Contacto

© 2008 Copyright - Christian Fellowship Church , Bangalore. (INDIA)