English
Artículo
2 Julio 2008
Un Mensaje de Esperanza para Todas las Parejas Casadas - Zac Poonen

Las bodas de Caná nos dan un vistazo a la bendición que viene del honrar a Dios (Juan 2:1-11). Es significativo que haya sido en una boda, el lugar en el que Jesús decidiera manifestar su gloria por vez primera. Todavía hoy, Él desea manifestar Su gloria en cada boda y en cada matrimonio. La falta del vino en Caná indica que los problemas y necesidades surgirán en todo matrimonio. Estos problemas pueden finalmente llevar al marido y a la mujer a un punto de frustración y desesperación continuas. Pero cuando se le da a Jesús el lugar preeminente en el matrimonio, Él resuelve rápidamente el problema y cubre las necesidades - como lo hizo en Caná. Pero no es suficiente que Cristo sea un invitado más en el hogar; Él debe ser el Señor.

Es una burla colgar un letrero en la pared que diga "CRISTO ES LA CABEZA DE ESTE HOGAR", cuando en realidad el esposo (¡o la esposa!) es la verdadera cabeza. Pero siempre que Cristo es reconocido verdaderamente como Cabeza y Señor, Él manifiesta su gloria de manera tan real como lo hizo en Caná hace dos mil años (v. 11). "Hagan lo que Él les ordene" fue el consejo que les dio María a los sirvientes ahí (v.5). Ellos siguieron el consejo y obedecieron a Jesús de manera absoluta e inmediata - y pronto el problema se había resuelto. Si tan solo las parejas casadas (así como los jóvenes que contemplan el matrimonio) siguieran el mismo consejo y llevaran a cabo la misma obediencia absoluta e inmediata a los mandatos del Señor, sus problemas encontrarían una solución igual de rápido.

El agua fue transformada en vino en esa boda. Aquello que era insípido e incoloro y ordinario fue convertido en un momento en algo dulce y brillante y costoso. Esto simboliza que las cosas comunes de la vida matrimonial (incluyendo las tareas arduas y monótonas de la rutina diaria) pueden comenzar a brillar con lustre, cuando el Señor tiene completo control del hogar. Lo insípido se vuelve dulce, y se comienza a ver el valor infinito de lo que antes era despreciado como algo común.

Las necesidades de mucha gente fueron satisfechas también como resultado de ese milagro. Un matrimonio cristiano nunca cumple su propósito brindando felicidad sólo para la pareja. La intención de Dios es que las parejas casadas tengan sus copas "rebozando" (Sal. 23:5). Ellos deberían ser una forma de bendición para muchos otros - de hecho, para todos aquellos que conozcan. Dios una vez le dijo a un siervo obediente suyo - "Haré de ti una nación grande, y te bendeciré ... y serás una bendición ...¡por medio de ti serán bendecidas todas las familias de la tierra!" (Gen. 12:2,3). Esa bendición de Dios es también para nosotros, de acuerdo a Gálatas 3:14. ¿Qué mayor meta que esa podríamos tener en un matrimonio? Pero la medida en la que nos convertimos en bendición para otros dependerá de la medida en que obedezcamos a Dios en nuestra vida diaria. "Puesto que me has obedecido, todas las naciones del mundo serán bendecidas por medio de tu descendencia" le dijo Dios a Abraham (Gen. 22:18).

El milagro en Caná tiene también un mensaje de esperanza, para aquellos que han tropezado y fallado en el matrimonio. Cuando el vino faltó en Caná, ellos se volvieron al Señor y Él no los decepcionó. Él no le decepcionará tampoco, si se vuelve a Él en su necesidad - sin importar qué tan grande haya sido su falta. Él solo le pide ser honesto acerca de su necesidad (como lo hicieron en Caná) y confesarle sus fallas.¿Usted ha provocado por su necedad que las cosas vayan demasiado lejos?¿Ha tropezado en el amor - tal vez debido a ignorancia?¿Como resultado, está usted enfrentando vergüenza y frustración ahora?¿Los demás le malinterpretan y reprochan - o tal vez le difaman? Entonces voltéese hacia el Señor, sin tardar ni un momento. Él es amigo de los pecadores. Él espera no sólo perdonar sus pecados sino limpiar el desorden que Satanás ha hecho de su vida. Él vino a este mundo a cumplir con ese propósito (1 Juan 3:5-8). No se descorazone, ya que hay esperanza para usted también. El Señor compensó con creces la escasez en las bodas de Caná, y puede compensar cada necesidad en su vida. El Señor manifestó su gloria en Caná, y puede hacer lo mismo en su caso.

Si ha enfrentado desilusiones, cobre ánimo del hecho de que la verdadera bendición en la vida cristiana viene de renunciar y no de poseer (Hechos 20:35). Dios puede hacer que todas las cosas obren para bien, y ayudarle a vivir una vida completa para Su gloria a pesar de los deseos no cumplidos.

   
Inicio | Contacto

© 2008 Copyright - Christian Fellowship Church , Bangalore. (INDIA)